Arthur Bloom – Cómo el poder sanador de la música ayuda a los heridos de guerra

Nota del editor: Arthur Bloom ha sido nombrado una de las 10 héroes de CNN del año. La votación está abierta hasta el domingo 16 de noviembre de 2014 (11:59 p.m. hora del Pacífico) El Héroe de CNN de 2014 se anunciará el 7 de diciembre en el programa especial “Héroes de CNN: Un tributo estelar” (8 p.m. hora de Atlanta)

Por Marissa Calhoun, CNN

 

 


(CNN) – Cuando el capitán Greg Galeazzi se unió al ejército hace siete años, conocía muy bien los riesgos a los que se enfrentaría.

“Por supuesto aceptas que las heridas o la muerte son una posibilidad”, dijo Galeazzi. “Esto es lo que le sucede a los soldados que van a la guerra”.

Estos son los 10 Héroes de CNN

En 2011, esa posibilidad se hizo realidad para Galeazzi. Mientras dirigía a su pelotón en un patrullaje de rutina matutino, un dispositivo explosivo improvisado detonó bajo sus pies.

“Sentí como si me hubiera golpeado una bola de demolición”, dijo.

Aunque Galeazzi sobrevivió a la explosión, la vida como la conocía cambió. De pronto, había sufrido una doble amputación a la altura de la rodilla, y tenía heridas de gravedad en su brazo derecho.

“Lo que quedó fue solo la cáscara”, dijo. “La persona que era se había ido”.

Antes de sus heridas, tocar la guitarra había sido un pasatiempo especial para Galeazzi.

“La música siempre ha sido importante para mí”, dijo. “Sentía una profunda tristeza porque pensaba que ya no iba a poder tocar música”.

Galeazzi comenzó a ver las cosas de distinta manera cuando se unió a MusiCorps, un programa de rehabilitación musical para soldados con lesiones graves, que se están recuperando en el Centro Médico Nacional Militar Walter Reed.

“Unimos a las tropas heridas con músicos profesionales”, dijo Arthur Bloom, quien fundó el programa en 2007. “Ellos ayudan a que los soldados heridos toquen música y recuperen sus vidas”.

‘Banda’ de hermanos  

Bloom, un graduado de la Escuela de Música de Yale ofrece sus servicios en Walter Reed a aquellos pacientes interesados en tocar un instrumento. Quienes participan en el programa practican la técnica. Ellos escriben y graban música. O podrían solo reunirse para una sesión de improvisación.

“Parte de lo que hacemos podría ser la creación de música adaptativa”, dijo Bloom. “Las personas que no tienen extremidades o tienen lesiones en sus manos y brazos a veces requieren de instrumentos especializados, los cuales les proporcionamos”.

El camino hacia la recuperación para muchas tropas es largo. Puede requerir docenas de cirugías y muchos años en centros donde obtienen tratamiento médico.

“Hay mucho tiempo libre en Walter Reed, y ese es el que ocupamos con música”, dijo Bloom. “Lo que no esperábamos es que fueran tan buenos. Así que formamos una banda”.

La banda MusiCorps Wounded Warrior es el elemento de presentación del programa de Bloom. El grupo se ha presentado en algunas de las salas de conciertos más importantes del país, como el Centro Kennedy y el Madison Square Garden, y con músicos de renombre mundial como Yo-Yo Ma y Roger Waters.

“Cuando veo su presentación, simplemente quedo impresionado”, dijo Bloom. “Son increíbles incluso cuando no tocan música. Pero cuando lo hacen le demuestran a otros -y a ellos mismos- que son increíbles”.

Rock y recuperación  

Estudios demuestran que la música puede reducir la ansiedad e incluso ayudar en el proceso de sanación de las lesiones cerebrales. Bloom cree que la música es medicina para la mente.

“He visto chicos que vienen aquí, y están pasando por momentos tan difíciles con sus lesiones que se retraen mucho”, dijo Bloom. “La música se convierte en su nueva forma de comunicarse. Puede ser tan poderosa como la palabra hablada. … Al inyectar música en este lugar, podemos inyectar vida”.

Desde 2007, Bloom y su grupo han ayudado a cientos de soldados heridos.

Para Galeazzi, unirse a MusiCorps lo ha ayudado a recuperar su confianza y lo ha hecho más optimista con respecto a su futuro. Además de redescubrir su capacidad musical, actualmente está inscrito en clases de pre-medicina.

“Algo sobrevivió a esa horrible lesión en Afganistán”, dijo Galeazzi. “Y fue mi capacidad de tocar la guitarra. Arthur y su programa cambiaron mi perspectiva sobre lo que es posible”.

Bloom dice que la mayor recompensa ha sido trabajar con las tropas de individuos increíblemente talentosos.

“La música no tiene estigma”, dijo. “Las personas con las que trabajamos, cuando hacen música, vemos que no hay nada dañado en la forma en que lo hacen. Simplemente es buena música”.

¿Quieres involucrarte? Ingresa al sitio web de MusiCorps enwww.musicorps.net  y descubre cómo puedes ayudar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *