Cómo hacer aceite de Orégano, remedio natural contra hongos, dolores y otras afecciones

Los aceites extraídos de plantas medicinales como el romero, el tomillo o los clavos de olor son muy útiles por sus propiedades para eliminar los hongos y los virus. Pero el aceite de orégano es especialmente beneficioso para:

* Eliminar hongos, como por ejemplo cándida albicans, salmonella, E. coli, tiña, estafilococos, infecciones vaginales, etc.

* Elimina virus, como por ejemplo la gripe

* Tiene acción antiinflamatoria

* Estimula el sistema inmunitario

* Alivia la tos

* Mejora las infecciones de la piel

* Es un antibiótico muy poderoso

* Combate los radicales libres y retrasa el envejecimiento debido al efecto antioxidante

* Elimina los microbios

* Evita el desarrollo de parásitos intestinales

* Calma los dolores por su efecto analgésico, por lo que es muy útil para torceduras, lumbalgias, artritis o dolor de muelas.

El aceite de orégano contiene Vitaminas A, del grupo B, C y E y minerales como el magnesio, zinc, hierro, magnesio, potasio y calcio.

Cómo hacer aceite de orégano

Necesitas un frasco de cristal que esté bien limpio, hojas de orégano y alguno de estos aceites: oliva, semillas de uva o de almendras. Machaca las hojas de orégano en un mortero y ponlas en el frasco de cristal. Cúbrelas con aceite hasta 2 cm por encima. Guarda el frasco en lugar fresco y seco durante 3 semanas.

Después de ese tiempo cuela y ya puedes utilizarlo.

.Cómo usar el aceite de orégano

– Para dolor de muelas echa 2 gotas en una gasa y frota la zona afectada.

– Para dolor muscular, reumático y torceduras, da un masaje sobre la zona con el aceite.

– Para infecciones y hongos se deben diluir 3 gotas en un vaso de agua.

_ No está recomendado su uso durante el embarazo y lactancia.

This entry was posted in Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *