CURSO DE HUERTA ORGÁNICA – HUERTA JARDÍN (CLASE III)

ABONERA O COMPOSTERA

 

¿QUIÉN VIVE EN EL SUELO?

 

En el suelo conviven una inmensa cantidad de seres vivos en un complejo equilibrio, todos relacionados entre sí, constituyendo la realidad del suelo.  Realidad viva, compleja, sensible y frágil.

 

Por eso lo más importante al hacer la huerta será comprender al suelo y tratarlo con respeto.

Entre los seres vivos que pueblan el suelo se encuentra la lombriz.  Ella avanza en el suelo comiendo tierra permanentemente, abriendo galerías aireándolo, soltándolo y mezclándolo.  Se mezcla así en el cuerpo de la lombriz desechos vegetales en descomposición, tierra, arena, minerales, que luego vuelven al suelo enriqueciéndolo.

Pero no sólo la lombriz trabaja en la tierra, cada uno de los seres vivos del suelo realiza una labor semejante.  Tendremos que favorecer su desarrollo, crecimiento y trabajo para lograr una hermosa huerta.

 

¿CÓMO ALIMENTAR EL SUELO?

 

Incorporando compost en canteros. Clase práctica.

Incorporando compost en canteros. Clase práctica.

 

 

Alimentar la compleja multitud de seres vivos que existen en el suelo no es tarea sencilla.  Para hacerlo con la seguridad de no dañar su delicado equilibrio, imitaremos la forma en que lo hace la naturaleza.

A lo largo de los años, las hojas, las ramas, los desechos de todo tipo, van siendo transformados hasta llegar a ser en el suelo el alimento de las plantas.  Nosotros trataremos de hacer lo mismo, pero en un tiempo más corto.

 

Pilas de compost en Terrafértil productor de Sustratos de todo tipo. Visita clases prácticas.

Pilas de compost en Terrafértil productor de Sustratos de todo tipo. Visita clases prácticas.

 

 

VAMOS A PREPARAR UN ABONO NATURAL: ¿CON QUÉ LO PREPARAMOS?

 

1) Estiércol de vaca, caballo o gallina.

2) Hojas, tallos o cualquier resto vegetal.  Trataremos de

no poner plantas enfermas o plantas que tardan mucho

en descomponerse (eucaliptus, pino)

3) Se usa aserrín, ramitas, caña y paja para brindar más

aireación

4) Toda la sobra de la cocina (de origen animal o vegetal).

5) Cualquier parte de animal (pelos, lanas).

6) Ni latas, ni vidrios, ni plásticos.

 

Utilizando compost armado en tacho. Clases prácticas para chicos.

Utilizando compost armado en tacho. Clases prácticas para chicos.

 

 

Mientras más variados sean los componentes usados, mejor será la calidad del abono.

 

 

¿CÓMO LO PREPARAMOS?

 

– Aflojamos el suelo del lugar destinado a la abonera con la pala de dientes.

– Ponemos una primera capa de cañas o material grueso para favorecer la aireación.

– Repetimos la sucesión de las siguientes capas:

 

* 15 cm. de paja seca y pasto verde.

* 10 cm. de restos de cocina.

* 5 cm. de estiércol o guano.

* 2 cm. de tierra negra o abono ya hecho.

 

Compostera hecha con alambre de gallinero y cañas, cubierta con tela de rafia. Si bien no es muy cool es muy aireada y funciona muy bien para compostar!

Compostera hecha con alambre de gallinero y cañas, cubierta con tela de rafia. Si bien no es muy cool es muy aireada y funciona muy bien para compostar!

 

 

– No hay que presionar los materiales

– Tenemos que regar mientras hacemos las capas.ç

– Terminamos cubriendo el montón con paja o tierra.

 

 

 

No es necesario tener todos los materiales para realizar una abonera.

 

¿CÓMO CUIDARLA?

 

Hay que mantener siempre la humedad adecuada.  En verano cuidaremos que no se seque, en invierno, si hay lluvias largas, conviene taparlas con un plástico mientras llueva.

 

¿TIENE LA HUMEDAD SUFICIENTE?

 

– Apretamos con la mano un montón de abono

 

* Si salen gotas de agua está bien.

* Si sale jugo la humedad es excesiva, lo removemos y lo dejamos lo más suelto posible.

 

– Los materiales deben estar sueltos, no hay que pisar ni apretar.

– Para que el abono se haga más rápido se remueve bien el montón a las 3 semanas de haberlo hecho.      Se sigue después removiendo 1 vez por semana.

– En verano si la abonera está a pleno sol conviene cubrirla con algunas ramas para evitar el exceso de evaporación.

– Una vez terminado el montón no hay que agregar nuevos materiales (desechos de cocina o malezas).   Los juntamos en el lugar destinado para hacer una nueva abonera.

 

¿QUÉ SUCEDE EN LA ABONERA?

 

En la pila de abono se reproducen las condiciones óptimas de calor, humedad y aire para que los microorganismos transformadores de los desechos actúen con mayor rapidez y los convierta en un buen abono.  Por esto la pila se calentará intensamente a los pocos días y el tamaño se reducirá así a la mitad.

 

Plantando directamente en la bolsa de compost.

Plantando directamente en la bolsa de compost.

 

 

– Si en la primera semana no se reduce el tamaño, quiere decir que falta aire y es necesario removerla.

– Si a los dos o tres días metemos la mano y la pila no está caliente quiere decir que la humedad no es la adecuada.  Si está muy seca la regamos.  Si está muy húmeda la removemos.

– EL ABONO ESTÁ LISTO CUANDO TIENE UN OLOR AGRADABLE A TIERRA Y LOS MATERIALES USADOS NO SE PUEDEN IDENTIFICAR.

– En invierno tarda más o menos 6 meses y en verano 3 meses.

 

¿POR QUÉ USAMOS ABONO?

 

En cajones tambien se pueden hacer compost chicos en terrazas y balcones. Una vez que está compostado se planta directamente

En cajones tambien se pueden hacer compost chicos en terrazas y balcones. Una vez que está compostado se planta directamente

 

 

– Mejora la estructura, aireación y la capacidad de retener el agua del suelo.

– Provee nutrientes que los fertilizantes químicos no contienen.

– Se utilizan desperdicios, por lo que es una manera económica de obtener fertilizantes

– Brinda a las lombrices un medio muy apto para su desarrollo.

– Aumenta la población de microorganismos y la hace más equilibrada, disminuyendo así la posibilidad de enfermedades como el mal de los almácigos.

 

¿CUÁNDO USAMOS EL ABONO?

 

– Al preparar los tablones para sembrar o trasplantar.

– Al preparar el almácigo

– Al preparar otra abonera

 

OTRAS FORMAS DE HACER LA ABONERA:

 

– Se pueden preparar aboneras con los mismos materiales pero en distintos lugares, por ejemplo en un tambor de 200 litros o en una zanja en el terreno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *