El colesterol y sus remedios caseros

El colesterol es una sustancia necesaria para que nuestro organismo funcione correctamente.

Incluso, algunas de las hormonas más importantes deben crearse a partir de él y, por lo tanto, se debe mantener una cantidad adecuada en la sangre con el fin de que esté disponible para esta función.

 

El colesterol, como es una molécula grasa, no puede circularsolo en el torrente sanguíneo. Requiere unirse a proteínas para poder ser transportado a los tejidos a través de la sangre.  Entre ellas destacan las lipoproteínas de baja densidad o LDL y las lipoproteínas de alta densidad o HDL.

Sin embargo, el problema surge cuando se  incrementa el LDL, llamado también colesterol mal, ya que, al existir un exceso, se acumula en las paredes internas de las arterias haciendo que éstas sean  cada vez  más gruesa dificultando que pase la cantidad necesaria de sangre a los tejidos.  Esto supone su muerte, lo que es lo mismo, «el infarto», y así se producen los infartos cerebrales y los infartos de miocardio.

 

La hipercolesterolemia (aumento del colesterol malo en la sangre) es un proceso que no presenta sintomatología ni molestia alguna.  Por ello, es necesario realizar regularmente un análisis de control en la sangre.  Es importante observar que las cifras de colesterol que se consideran como normales en un análisis de sangre en una persona sana son:

 

Colesterol total: por debajo de 200 mg/dl.

Colesterol LDL o “malo”: por debajo de 100-120 mg/dl.

Colesterol HDL o “bueno”: Mayor de 45 mg/dl en mujeres y de 40 mg/dl en hombres

Si las cifras son mayores a las arriba expuestas, se requiere acudir a un doctor.  En conjunto con el tratamiento médico, se pueden aplicar ciertas medidas, remedios y recomendaciones naturales como los siguientes.

 

 

 

 

Remedios caseros para combatir el colesterol

Remedio casero para combatir el colesterol #1: Tomar una cucharada diaria de lecitina de soja preferentemente en el desayuno.

 

Remedio casero para combatir el colesterol #2: Consumir diariamente un tazón de salvado de avena, ya que reduce el colesterol hasta en un 20%.

 

Remedio casero para combatir el colesterol #3: Tomar zumo de pomelo natural todos los días en ayunas durante 20 días y luego descansar el resto del mes, para volver a iniciar el siguiente mes.

 

Remedio casero para combatir el colesterol #4: Lavar tres hojas de berro y tres limones.  Partir los limones por la mitad y extraer el jugo.  Colocar las hojas de berro y el jugo de los limones en una licuadora.  Licuar por unos segundos.  Añadir 1 cucharadita de lecitina.  Tomar un vaso en ayunas.

 

Remedio casero para combatir el colesterol #5: Pelar dos manzanas y cocer la piel en medio litro de aguadurante 10 minutos. Luego, colar el líquido y tomarlo a lo largo de del días. Repetir diariamente.

 

Remedio casero para combatir el colesterol #6: Cocer100 gramos de la raíz de diente de león en un litro de agua, procurando que hierva durante 10 minutos.  Trascurrido ese tiempo, dejar enfriar la cocción y luego filtrar. El líquido resultante se consume a razón de 3 tazas al día (desayuno, comida y cena).  Consumir una vez por semana.

 

 

 

Recomendaciones naturales

Recomendaciones en cuanto al consumo de alimentos:

 

Consumir pescados azules (especialmente salmón) debido a su alto contenido en ácidos grasos omega 3, evitando cocinarlos con grasas animales (fritos con mantequilla, salsas elaboradas con nata…). Es preferible sólo usar aceite de oliva.

 

Usar cebolla o ajo crudo como acompañante de alguno de los alimentos del día como ensaladas.

 

Consumir dos litros de agua para asegurarnos una correcta hidratación.

 

Aumentar el consumo de fibra no absorbible, que se encuentra especialmente en las legumbres, las verduras y los cereales integrales, ya que sus componentes solubles, disminuye de forma importante los niveles del colesterol LDL y el riesgo de padecer una enfermedad coronaria.

 

Excluir de la dieta las partes más grasas de cada animal: costillas, piel, etc. Las zonas magras pueden consumirse (asadas o a la plancha), pero debe desecharse la grasa visible y no freirías.

 

Retirar la piel de las aves.

 

Evitar la charcutería excepto, de forma moderada, el jamón, preferentemente ibérico, y retirando la grasa visible.

 

Evitar los mariscos (cangrejos, langosta, langostinos,etc.) los cuales son ricos en colesterol.

 

No consumir lácteos enteros (leche, quesos, yogures…) ni yemas de huevo o productos elaborados a base de ellas.

 

Leer previamente la etiqueta de los productos procesados industrialmente pues pueden incluir ingredientes como manteca, mantequilla, leche entera, nata o grasas animales, y en muchas ocasiones grasas vegetales (aceites de coco y palma) altamente perjudiciales.

 

Evitar especialmente las grasas vegetales parcialmente hidrogenadas, ya que esta hidrogenación hace que estas grasas dejen de ser poliinsaturadas (beneficiosas para el organismo) y pasen a ser monoinsaturadas o saturadas perjudiciales para los que sufren de colesterol malo alto.

 

Evitar el consumo de chocolate, ya que, con frecuencia, incluye manteca de cerdo, mantequilla o nata,

 

Restringir las bebidas alcohólicas.

 

Reducir el consumo de café descafeinado, alcohol y tabaco.

 

 

 

Otras recomendaciones

 

Dejar de fumar.

 

Mantenerse dentro del peso ideal o cerca de él y, si tienes sobrepeso, reducir el peso corporal.

 

Hacer ejercicio como mínimo de 30 a 45 minutos a un ritmo alto todos los días, aunque lo ideal es incluir todas las semanas al menos tres sesiones de ejercicio aeróbico (correr, nadar, montar en bicicleta, entre otros).

Vía: RemediosCaseros

This entry was posted in Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *