En primera persona: otra oportunidad para amar

areces9_001

 

http://tn.com.ar/sociedad/en-primera-persona-otra-oportunidad-para-amar_633742

 

Silvia tomo la decisión más difícil y seguramente más amorosa de su vida.

Lo hizo en un momento en que al mundo le costaba entender de qué se trataba esa “rara enfermedad”, que lograba que se evitara hasta el mínimo contacto.

Silvia le dio a ese pequeño ser todo el amor y más. Lo cuidó hasta el final. Lo preservó del rechazo.

Ella decidió abrazar y compartir la vida con Emanuel. Aún cuando muchos temían acercarse a él. Aún cuando muchos no entendían cómo esa familia podía haberlo incorporado como un hijo más.

Silvia priorizó ese sentimiento incontenible que le brotaba por los poros y le dio a ese pequeño ser todo el amor y más. Lo cuidó hasta el final. Lo preservó del rechazo.

Sin embargo, aún en medio del dolor de la pérdida, entendió que el paso de Emanuel por su vida no había sido en vano.

Lo hizo aún cuando muchos no entendían cómo esa familia podía haberlo incorporado como un hijo más.

Y así pudo trascender la pena para transformarla en un proyecto de amor.

Gracias Silvia por tu amor infinito.

Gracias, también, a tu familia y a todos los voluntarios por abrigar a esos niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *