Hepatitis

La hepatitis es una inflamación del hígado causada, generalmente, por el virus de la hepatitis A, B, o C aunque también puede ser producida por alguna toxina, otros virus, una bacteria, o algún trastorno que afecta gravemente al órgano.

 

 

 

Esta enfermedad dificulta la función hepática y, con ello, la digestión de los alimentos, la formación de elementos defensivos para el organismo y la síntesis de proteínas, etc.

 

Por esa razón, la persona con hepatitis pueden manifestar síntomas como:

 

Fatiga perenne

Náuseas y vómitos

Fiebre

Diarrea

Coloración más oscura de la orina.

Pérdida del apetito.

Dolor abdominal

Ictericia (color amarillo de los ojos, mucosas y piel)

Existen diversas variaciones de la enfermedad de acuerdo con el tipo de virus de la hepatitis que se trate.  En este sentido, se puede decir que:

 

Hepatitis A. Es considerada como transitoria y benigna. Su método de contagio es a través del contacto por medio de la saliva, el agua, el consumo de alimentos contaminados, contacto directo con una persona infectada del virus, etc.

 

Hepatitis B. Es más delicada. Tiene una residencia en el organismo de aproximadamente 100 días, lo cual hace que sea de constante tratamiento y cuidado. Se adquiere mayormente por el contacto íntimo con una persona infectada; el uso de jeringas contaminadas, compartir instrumentos de higiene personal, y por viajes a zonas de alta incidencia del virus, sin tener los cuidados apropiados.

 

Hepatitis C. Su medio de propagación es la sangre, por lo que los trabajadores del campo de salud, que tienen contacto frecuente con sangre contaminada, están expuestos a contagiarse. También puede transmitirse por transfusiones, jeringas, objetos de higiene personal, y contacto sexual y prenatal.

 

A continuación, se presentan una serie de remedios caseros que, en conjunto con el tratamiento médico, alivian la hepatitis.

 

 

 

Remedios caseros para aliviar la hepatitis

 

Remedio para la hepatitis #1: Hervir, por 15 minutos,  dos pizcas de cola de caballo en un litro de agua.  Pasado ese tiempo, retirar del fuego, dejar reposar, colar y guardar en una jarra. Tomar un tercio con el desayuno, otro con la comida y otro con la cena. Continuar con esta práctica por un mes.

 

Remedio para la hepatitis #2: Hervir, durante 10 minutos, una pequeña alcachofa previamente lavada y picada en 1/2 litro de agua.  Dejar refrescar y tomar esta preparación a lo largo del día.

 

Remedio para la hepatitis #3: Hervir, durante 10 minutos, 40 g de raíz de gatuña y 40 g de flores de maravilla en 1 litro de agua.  Pasado ese tiempo,  colar y distribuir en 6 raciones que se tomarán durante 3 días, a razón de 2 veces diarias, por 6 días:

 

Remedio para la hepatitis #4: Hervir en 2 litros de agua hasta reducir a 1 litro, 60 g de bayas de alquequenje y 30 g de segunda corteza de agracejo. Filtrar y distribuir en 6 partes a tomar durante 3 días, a razón de 2 veces diarias, durante 6 días consecutivos, discansar 4 días y tomar de nuevo por 6 días.

 

Remedio para la hepatitis #5: Hervir durante 10 minutos en 1 litro de agua 40 g de cardo santo y 20 g de bayas de enebro.  Colar y distribuir en 6 raciones a tomar durante 3 días, a razón de 2 veces diarias, por 6 días a la semana durante 2 semanas seguidas.

 

 

 

Recomendaciones

 

Recomendaciones preventivas

 

Tener cuidado con cubiertos, platos, ropa de cama, etc.) cuando  en la familia existe un miembro con esta enfermedad.

 

Evitar el consumo de bebidas alcohólicas, exceso de alimentos grasos, etcétera.

 

Hervir el agua y lavar bien los alimentos.

 

Evitar la promiscuidad y protegerse adecuadamente en este aspecto.

 

Aplicarse las vacunas contra la hepatitis.

 

Lavar las manos a conciencia después de usar el inodoro, y antes de las comidas.

 

Tener cuidado al tomar agua cuando se viaje a lugares con deficiente condiciones sanitarias. En ese caso, preferir comprar agua embotellada (verificar que la tapa esté bien cerrada) de marcas reconocidas mundialmente.

 

 

 

Recomendaciones cuando se tiene hepatitis

 

Acudir de inmediato a la consulta médica, si  sospecha que  tiene hepatitis

 

Tomar comida ligera (caldos, purés, yogur, alimentos cocidos) y muchos líquidos. Todo ello en varias ingestas por día y en pequeñas cantidades cada vez para evitar sobrecargar al hígado inflamado.

Vía: RemediosCaseros

This entry was posted in Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *