Jil Van Eyle. Cómo hacer ‘milagros’ con un euro

JillMonicaBlog

Un euro al mes. Solo un euro por persona, que multiplicado por los empleados de una empresa, o por alumnos de un colegio, o por los socios de un equipo de fútbol o por tus amigos, sirve para apoyar una causa común. En eso consiste el Teaming, la idea con que el holandés Jil Van Eyle  ha logrado implicar a más de 1.000 empresas en 40 países que generan al mes un promedio de 200.000 euros.

La razón se llama Mónica, tiene trece años y es la hija de Jil.

En una revisión durante el séptimo mes de embarazo, el médico nos comunicó que había un problema grave que es hidrocefalia. Yo lo comparo con un accidente de tráfico que lees en la prensa y piensas que le ocurre a los demás pero no a ti. Hay un antes y un después de ese momento. Te preguntas ¿por qué me ha tenido que pasar a mi? Ahora que tiene 13 años, ese por qué inicial se ha convertido en un para qué. Soy más feliz que antes de su nacimiento. Se que está aquí para enseñarnos. Mónica está completamente sorda, casi ciega, y aunque tiene que usar silla de ruedas, desde hace unos meses se pone de pie y da unos pasos gracias a una nueva terapia. Es increíble verla. Con ella he aprendido a vivir el día a día y disfrutar del momento. Mónica no sabe lo que es mañana, ni ayer, ni dinero. Pero cuando la ves comer un helado te recuerda lo que es ser feliz.

El reverso del Teaming es tan positivo como el anverso ya que internamente une a los compañeros en torno a un proyecto.

Sin embargo, no en todas las empresas existe un ambiente motivador para hacer Teaming. Por eso, uno de los empeños de Jil es ampliarlo a otros círculos en los que las relaciones se establezcan con más afinidad y naturalidad que las laborales.

Ahora tengo las energías puestas en el relanzamiento de la web, en la que gracias aIntercom, el grupo en el que trabajo, hemos desarrollado una red social en torno al teaming. Con un click podrás destinar un euro o la cantidad que decidas junto con tus contactos a una iniciativa propia. Hay fundaciones que ya tienen su causa y pueden invitar a sus seguidores. Por ejemplo, tenemos un acuerdo con la fundación de Rafa Nadal, él tiene 6 millones de seguidores en Facebook. Es casi matemático que si invita a sus seguidores, solo con que un 1% acepte, imagina lo que supone.

Pregunta. Cuál fue la primera empresa en poner en práctica el Teaming?

Respuesta. Atrápalo fueron pioneros. El suyo, además, es un ejemplo perfecto porque había buen ambiente y una plantilla de gente joven dispuesta a prescindir de un euro. Eran 30 personas que doblaron la cantidad y al mes guardaban 70 euros.

Pregunta. ¿El teaming sólo se hace aportando una microdonación de un euro?

Respuesta. Lo bueno del Teaming es que es transparente y libre. Alguna vez me han preguntado si no tenía miedo de que me robaran la idea. Ojalá la copiaran porque es la manera de que crezca. Los mismos usuarios lo mejoran.

Uno de ellos propuso que en lugar de con dinero se hiciera con tiempo. La recepcionista de una empresa tenía a su marido muy enfermo y necesitaba tiempo, gracias al Teaming sus compañeros trabajaron una hora más al mes para sustituirla. En Méjico, una trabajadora propuso hacer Teaming para comprar una silla de ruedas para su hermano, que está como mi hija. El Teaming demuestra el poder que tenemos en nuestras manos.

Jil Van Eyle y su hija Mónica

 

Pregunta. A los 28 años ya tenías un Porsche y una empresa exitosa, Cityzap, con 50 trabajadores. ¿Como se pasa de trabajar para engordar la cuenta corriente a luchar para financiar proyectos solidarios?

Respuesta. He sido tan extremo en conseguir cosas materiales que ahora lo estoy siendo para lo contrario. Todo tiene un sentido. Mi padre nos abandonó y a partir de los 14 años tenía que estudiar y trabajar a la vez, repartiendo periódicos.

Estudié empresariales, conseguí trabajo como director de marketing del Eurotúnel y creé mi propio negocio de transporte rápido de personas entre Amsterdam, Londres y París, un servicio muy americano.

Era el rey del mambo, un tío súper repelente. Mi prepotencia acabó con la quiebra de la compañía. Cuando años después veía a los médicos de la UCI pelear por la vida de mi hija, decidí que quería cambiar. Con otros padres trataba de conseguir fondos para las fundaciones que trataban a Mónica.

Visitaba empresas, presentaba un proyecto para lograr 5.000 o 10.000 euros y me di cuenta que era difícil.  Así que pensé que en lugar de pedir una cantidad, iba a proponer un trabajo en equipo y a esa idea le llamé Teaming.

Pregunta. Frank Rijkaard, ex entrenador del Barça puso en órbita el Teaming. ¿Cómo sucedió?

Respuesta. Cuando le ficharon y llegó a Barcelona, sin conocer el idioma, necesitaba urgentemente un ayudante para buscar una casa, encontrar colegio a los niños y llevar sus asuntos. Una amiga periodista me pasó su móvil y le llamé.

Esa misma tarde quedamos a tomar un café y hubo feeling, así que me contrató. Cuando le descubrí el Teaming, le encantó y se ofreció a apoyarlo y difundirlo.

Tras explicarlo en la sala de prensa del Camp Nou, lo que era imposible se convirtió en un boom, en una bola de nieve que sigue creciendo. Unir la imagen de Rijkaard al proyecto fue clave.

Pregunta. Y a Shakira ¿qué le impulsó a apoyar tu proyecto?

Respuesta. Yo había escrito mails en cuatro ocasiones a su fundación en Colombia pero no recibí respuesta. Una tarde en casa de Frank Rijkaard, el jardinero me pidió que le ayudara a sujetar un parasol. Charlando, me contó que en la anterior casa de Frank se acababa de instalar Shakira con todo su equipo para ensayar durante la gira que comenzaba.

Le conté al jardinero lo que era el Teaming para que se lo explicara si surgía. Esa misma noche me llamó la manager personal de Shakira y me dijo que estaba interesada en la iniciativa.

Su apoyo disparó el Teaming. Cada día pasan cosas increíbles que me hacen confiar que existe algo espiritual aunque yo no estoy formado en la fe católica y veo a la Iglesia como parte del sistema. Para mí el mensaje es que todos somos igual de importantes y debemos estar conectados. La gente no debería tener miedo a los líderes, sino los líderes a la gente porque juntos tenemos un poder inmenso.

Pregunta. ¿Te ha ayudado Internet en la difusión de tu idea?

Respuesta. La red ha sido básica. De las 1.000 empresas que lo han asimilado como parte de su ADN, la mitad son españolas, y tienen entre 15 y miles de empleados, como Ikea o Danone. Aunque el tamaño ideal son las que tienen una plantilla de entre 200 y 300 trabajadores. En algunas hasta optan por doblar o triplicar el euro. Y es en países como Argentina, Méjico, Perú o Brasil, es donde mejor acogida está teniendo.

Pregunta. ¿Qué características comparten las personas que hacen Teaming?

Respuesta. El 70% de las personas que hacen Teaming antes no habían dado nada. Eso demuestra que cuando lo pones en bandeja, la gente se anima.

Habrá quien lo haga para tener la conciencia tranquila pero a quien recibe la vacuna le da igual. Habrá quien piense que a Bill Gates su fundación le sirve para tener mejor imagen y vender más. Aunque fuese así, hay millones de niños que antes no recibían una vacuna y ahora sí.

Está demostrado que a raíz de colaborar con Teaming, la gente comienza a interesarse con otros proyectos solidarios. Estar en contacto con ellos me da la oportunidad de ver cada día como debería ser el mundo ideal tan lejos de cómo es ahora. Suena idealista pero es realista.

Fuente: Héroes 2.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *