La neoyorquina que vive sin generar basura

Texto: María Riva

En la casa de Lauren Singer, una joven de 23 años que vive en Nueva York, no hay cestos de basura. La razón es sencilla e increíble a la vez: no los necesita, porque lleva dos años sin generar ningún tipo de residuo. ¿Cómo lo hace?

87f27200-928b-11e4-aa56-7335c5fcf108_Lauren-Singer

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El cesto de la discordia

Singer, una auténtica adepta de la filosofía “basura cero”, contó a la cadena de noticias británicaBBC que un día, mientras cursaba estudios medioambientales en la Universidad de Nueva York, miró su cesto de basura y quedó sorprendida ante todos los desechos que generaba ella sola.

“Fue cuando me di cuenta de que lo que predicaba y mi cesto de basura lleno de plástico era toda una contradicción”, declaró al medio. A partir de entonces, decidió empezar un camino hacia una vida sin residuos, para convertirse en una ecologista en toda regla.

Los primeros pasos

En una entrevista con el periódico español El País, Singer reveló algunas de las conductas que le permitieron dejar de producir desechos en los últimos 24 meses, como por ejemplo:

– Prescindir de los envases de plástico y sustituirlos por unos de vidrio, que reutiliza.

– Comprar alimentos en tiendas que venden a granel o en mercados, donde no están envasados en plástico.

– Llevar los desechos orgánicos una vez a la semana a un lugar donde los transforman en compost.

– En cuanto a la ropa, pasarse a la de segunda mano.

– Hacer sus propias recetas para elaborar productos de limpieza, cuidado personal o cosméticos.

– Trasladarse de un lugar a otro en transporte público.

Alternativas orgánicas

Singer documenta su transformación hacia una vida libre de residuos en su blog Trash is for Tossers, y fundó su propia empresa, The Simply Co., que ofrece productos para el hogar 100% naturales y libres de químicos, producidos por ella misma.

“Al principio, los seguidores de mi blog eran amigos y familiares, pero ahora tengo cientos de miles de lectores, algo que nunca imaginé”, admitió la joven ecologista al sitio de la Universidad de Nueva York.

“Lo más complicado no fue prescindir de ciertos productos, sino buscar alternativas orgánicas a todo lo que usamos en el día a día”, agregó Singer a El País. Hoy dice tener “recetas para todo”, desde detergente, hasta dentífrico y loción corporal.

Además de cuidar el medioambiente, Lauren reveló al periódico español que desde que empezó con su nueva vida, ahorró dinero, se alimenta mejor y cuida más su salud, al evitar los químicos presentes en algunos productos. Tú, ¿te animarías a seguir sus pasos?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *