Remedios caseros para el vitiligo

 

El vitiligo, conocido también como leucodermia, es un trastorno en la pigmentación de la piel que consiste en la aparición de parches o manchas blanquecinas, de forma y tamaño variados, irregulares y rodeados por un borde oscuro o bronceado que hace más visible el contraste.

El vitiligo se inicia usualmente con pequeños parches que, con el tiempo, pueden crecer hasta cubrir extensas áreas del cuerpo.  Sin embargo, se han presentados casos en los cuales las manchas blancas se desarrollan con relativa rapidez.

Es muy común que sea simétrico.  Es decir, las manchas que aparecen en el pie izquierdo pueden perfectamente presentarse en la misma zona del pie derecho.

Es importante observar que estos parches no producen dolor, engrosamiento de la superficie de la piel ni picazón.  La piel se mantiene sana y suave; sólo cambia su color.  Por ello, no representa en sí una amenaza para la salud.

La causa del vitiligo se desconoce.  Sin embargo, se considera que tiene un componente genético, ya que tiende a aparecer con más frecuencia en algunas familias.

Igualmente, se le vincula con problemas en el sistema inmunológico, alteración de la tiroides, enfermedad de Addison, anemia perniciosa, alopecia areata o puede presentarse después de un largo período de estrés emocional o trauma físico de la piel.

Algunos agentes químicos como el catechol (ingrediente empleado en la elaboración de tintes) y el phenol (ingrediente en ciertos desinfectantes) pueden contribuir a su desarrollo.

Remedios caseros para el vitiligo

Remedio casero para el vitiligo # 1: Verter 30 g de flores de gordolobo y 40 g de milenrama en 1 litro de agua que esté hirviendo.  Dejar durante 20 minutos en un recipiente tapado.  Después de ese tiempo, colar bien, distribuir en 6 partes a tomar en 3 días, a razón de 2 veces diarias, 6 días por semana, durante 5 semanas seguidas, es decir, 30 días.

Remedio casero para el vitiligo # 2: Hervir, durante 10 minutos, un puñado de picrorrhiza (una planta proveniente de la India muy utilizada en la medicina ayurvédica) en 1 litro de agua. Pasado ese tiempo, retirar del fuego y dejar refrescar.  Luego, empapar un paño de algodón y colocar éste sobre los parches durante 5 minutos tres veces al día.  Realizar este remedio a diario.

Remedio casero para el vitiligo # 3: Verter 2 cucharadas de ginkgo biloba en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Tomar una taza al día   El ginkgo biloba se considera  un antioxidante que estimula la pigmentación de las áreas blanquecinas.

Remedio casero para el vitiligo # 4: Poner a hervir un puñado de pimienta negra en medio litro de agua durante 10 minutos.  Lavar con esta preparación las zonas del cuerpo con vitiligo a diario.  Según estudios realizados, la pimienta negra ayuda a que las manchas desarrollen su pigmentación.

Remedio casero para el vitiligo # 5: Extraer el líquido de una cápsula de aceite de onagra (se puede adquirir en las farmacias) y aplicarlo sobre las manchas de vitiligo.  Para potenciar su eficacia, se puede combinar con el consumo de una cápsula diaria.

Recomendaciones naturales

Lavar las zonas afectadas con suavidad y usar hidratantes.

Evitar el uso de agentes químicos fuertes para la limpieza del hogar, ya que, su contacto, podría facilitar al cambio del color de la piel de las manos si se sufre de vitiligo en esa zona.

Evitar la exposición excesiva del sol, ya que las placas blancas del vitiligo no cuentan con la protección normal contra los rayos ultravioletas (melanina) y pueden sufrir con facilidad de quemaduras solares.  En caso que se requiera tomar el sol, se recomienda la utilización de un protector solar (SPF) de 15 ó más  Igualmente, se aconseja usar ropa de manga larga y  sombrero.

Practicar técnicas de relajación para evitar el estrés físico y emocional que puede agravar el vitiligo.

Adoptar una dieta antioxidante donde abunden alimentos como el té verde, la zanahorias, naranjas, pimentones, etc.

Vía: RemediosCaseros

This entry was posted in Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *