¿Te imaginas una sala de cine al aire libre en un rincón de tu ciudad?

En las calles de Auckland (Nueva Zelanda), un colectivo de arquitectos y diseñadores han instalado una mini sala de cine aprovechando el hueco de las escaleras de un edificio. Así los ratos se hacen más cortos esperando el autobús …

El colectivo Oh No Sumo diseñó , un lugar protegido para ver películas aprovechando los escaleras de un edificio como gradas, abierto a los peatones que pasan por la acera.

small-movie-theater-stall

El objetivo permanente de Oh No Sumo es experimentar con la arquitectura y la forma en que puede relacionarse con las personas de una forma única y emocionante. Este proyecto se inspira en el lugar y en sus habitantes. La intersección de Symonds Street y Mount Street es un lugar de largas esperas en las paradas de autobús y en las lavanderías cercanas.

La cubierta de la sala de cine está formada por una estructura de listones de madera cubierta de una lona impermeable que cubre parte de una escalera, creando un nuevo espacio interior en un lugar público, con capacidad para albergar a 7 personas. En la parte interior tiene una superficie en la que se proyectan cortometrajes. Para que el lugar sea más atractivo y acogedor se colocaron cojines en las escaleras.

Con la escalera transformada en cine se consiguió cambiar la experiencia de la espera por un momento de interacción social individual y comunitario, dando lugar a una relación entre las personas que se encontraba en el mismo lugar por un interés común, coger el autobús.

small-sidewalk-stairway-cinema

Los cortos proyectados fueron sugeridos por el público a través de las redes sociales y al llegar al lugar de proyección los usuarios podía elegir la programación a través de sus teléfonos móviles, lo cual pretendía dar poner llevar a la práctica un modo de cómo una comunidad puede estar vinculada virtualmente y también físicamente al mismo tiempo.

En este trabajo está presente la intención de descubrir el potencial escondido de los espacios públicos a través de procesos innovadores, fáciles de diseñar y dedicados al público, lo que se concreta con el éxito de “Cine de escaleras”.

Este original proyecto ya ha sido replicado en varios cines emergentes por todo el mundo. Si te interesa construir un cine emergente en tu ciudad o en tu barrio, aquíestán los planos, bocetos e instrucciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *